El ignorante es dichoso

 

Aún recuerdo a mi padre que decía estas palabras de “Qué dichoso es el ignorante” y también recuerdo que de chico no lo entendía muy bien, pues a pesar de que seguido lo decía, siempre le daba mucha importancia al estudio y claro que nos exigía “puros dieces”.Recordé ese dicho de mi padre hace poco viendo un documental de los ochentas (ya se, la nostalgia), pero lo que me llamó la atención fue la gente que salió en el documental, lo desesperada que estaba por tener la razón, por tener “la última palabra”. De hecho el moderador lo percibió así y al preguntar a una de las personas ésta lo admitió, dijo que tener la razón era un signo de fortaleza.

En realidad, lo que pienso es que sucede al contrario, bastaba con decirle algo para que él debatiera inmediatamente.

Triste.

En ocasiones cuando participamos en foros en línea no importa a veces lo que los participantes opinen siempre hay alguien dispuesto a debatir por tener la última palabra. Lo mismo sucede a veces con los e-mails y los blogs.
La raíz de todo esto, creo yo, es esta necesidad de estar en lo cierto.

Lo sé porque en el momento en que dejé de buscar tener siempre la razón en todo en mi propia vida, todo fue mejor y más fácil: el trabajo, mis relaciones y mis negocios en general. De hecho, yo soy feliz en mi ignorancia.
Admito que sé muy poco en el gran esquema de las cosas, y lo que sí sé está probablemente equivocado.

¿Esta actitud nos impide lograr grandes cosas? No, al contrario.

¿Por qué? Porque el no saber algo y admitirlo significa estar abierto a nuevas ideas, conceptos y oportunidades.

Después de todo, si ya conocemos la verdad pues, entonces no es necesario escuchar a nadie más, ¿verdad? Si alguien coincide con nosotros entonces está en lo que correcto y si no pues está equivocado.

Ahora entiendo a mi padre cuando decía

“Qué dichoso es el ignorante”.

1
×
¡Gusto saludarte!
¿Cómo podemos ayudarte?

Obtén tu copia de “Los 7 errores de los Empresarios…y cómo evitarlos” y asegura la supervivencia de tu negocio..

¡Revisa tu correo con toda la información!