Cambio de Hábitos

 

En una plática reciente con algunos consultores colegas, mencioné cómo en ocasiones los empresarios se quedan atrapados en patrones específicos de comportamiento que producen resultados muy específicos. Desafortunadamente, no son los resultados que como dueños de negocio están buscando, ya que regularmente estos resultados son la falta de crecimiento de sus empresas.
El principal problema es la conducta improductiva del dueño del negocio, una conducta tan arraigada en su mente subconsciente que se ha convertido en un hábito diario. Hábitos como llegar tarde, permitir que los empleados no cumplan sus obligaciones, invertir el tiempo en arreglar problemas triviales en lugar de realizar trabajo estratégico.

Tal vez conozcas la siguiente historia

El elefante del circo no escapa porque ha estado atado a una estaca parecida desde que era muy, muy pequeño. Sin embargo, la estaca era sólo un pedazo de madera apenas enterrado unos centímetros en el suelo. Y, aunque la cadena era gruesa y poderosa, parecería obvio que un animal de tal fuerza como el elefante, podría liberarse con facilidad de la estaca y huir. Ese elefante enorme y poderoso que vemos en el circo no escapa porque cree que no puede, ya que tiene grabado el recuerdo de la impotencia que sintió poco después de nacer.

Estos elefantes han sido condicionados mentalmente para «creer» que no pueden liberarse de sus limitaciones, por lo que ni siquiera lo intentan. «Creen» que nunca podrán liberarse de la soga, y esa creencia conduce a una «acción» específica, que es dejar de malgastar su energía tirando de la cuerda, ya que conduce a un «resultado» específico que es mantener al elefante sin escapar.

Te menciono esta historia en específico ya que recientemente he escuchado muchas veces acerca de que “el 2016 será un año muy difícil” y quisiera preguntarte…

¿Es esa mentalidad de un empresario diferente de la del elefante?

Al pensar que “el 2016 será un año muy difícil” los dueños de Pymes han sido condicionados mentalmente a comportarse de una determinada manera. Han desarrollado creencias específicas tales como «con el fin de tener mayores ganancias hay que trabajar más duro» o que tal esta » Si no lo hago yo mismo, nunca se hará».

Su creencia conduce a una acción específica que se va a trabajar más horas y poner más esfuerzo en un vano intento de aumentar los ingresos y ganancias. Esto nos lleva a resultados concretos que son sentimientos de agobio, ansiedad y finalmente frustración.

En muchas ocasiones, los empresarios no tienen ni idea de cómo eliminar esas barreras mentales que están saboteando su éxito.

Estos hábitos deben ser cambiados, y pueden ser cambiados en un nivel subconsciente por lo que el empresario logra reemplazar a los viejos hábitos improductivos con nuevos y más productivos.

He aquí cómo funciona el proceso.
Nos guste o no, los pensamientos producen creencias específicas. Esas creencias producen acciones específicas, y esas acciones producen resultados concretos. Si no estás consiguiendo los resultados que deseas, entonces debes cambiar tus pensamientos y creencias para que comiences a tomar diferentes acciones… y tomando esas acciones durante un período sostenido de tiempo, crear los hábitos que requieres.

¿Qué puedes hacer ya mismo para cambiar alguna de esas creencias limitantes?

¿Cómo quieres que sea el 2016 para tu empresa o negocio?

 

¡Por tu éxito!

1
×
¡Gusto saludarte!
¿Cómo podemos ayudarte?

Obtén tu copia de “Los 7 errores de los Empresarios…y cómo evitarlos” y asegura la supervivencia de tu negocio..

¡Revisa tu correo con toda la información!