Ahí llevándosela

 

Últimamente, en las reuniones y pláticas que he tenido con empresarios y ejecutivos, hemos hablado acerca de lo que han logrado en este año, cuáles son las metas que quieren alcanzar el próximo año y lo que percibimos son desafíos que impedirían alcanzar esas metas.

Una cosa se hizo muy evidente a medida que seguía conversando con ellos acerca del tema, y era que todos en un nivel u otro, estaban satisfechos con lo que habían logrado en el año hasta el momento, es decir se encontraban satisfechos con su éxito.

Y luego de eso, la mayoría pensaba terminar el año “ahí llevándosela” ¡¡¡¿Qué?!!!! ¿Ahí llevándosela?

Me recordó a aquellos ciclistas que se arropaban bien en el pelotón, dejándose llevar por el trabajo y la inercia de los demás con tal de “solo terminar la carrera”, es decir, sin ningún reto y con la única satisfacción de írsela llevando.

En los negocios como en nuestra vida, los retos y los obstáculos nunca deben dejar de estar presentes.
A pesar de que es importante tener una vida empresarial que te guste, también es muy importante mantener retos a ti mismo para sacar lo mejor de ti.

¡Siempre hay que tener metas desafiantes! Incluso cuando la empresa va bien.

Aquí te propongo 4 preguntas poderosas que te puedes hacer y que te ayudará a visualizar nuevos retos para ti, ya sea para cerrar más fuerte este año o para inspirar tus planes del siguiente.

  • ¿Qué personajes o personas exitosas te han realmente impresionado en tu vida?
  • ¿Cuáles son las cualidades más importantes para el éxito que estas personas demostraron?
  • ¿Cuál de esos ingredientes crees que ya compartes hasta cierto punto?
  • ¿Cuál de esos ingredientes te gustaría desarrollar?

 

¡Por tu éxito!

1
×
¡Gusto saludarte!
¿Cómo podemos ayudarte?

Obtén tu copia de “Los 7 errores de los Empresarios…y cómo evitarlos” y asegura la supervivencia de tu negocio..

¡Revisa tu correo con toda la información!